universal encabezado 2


AHORA
Maestro asesina a golpes a su alumno por error de ortografía Ian azota Cuba; Florida se alista para viento e inundaciones Realizarán Teletón en apoyo a la República Dominicana en respuesta al huracán Fiona Embajada de República Dominicana en Haití cierra sus puertas por inseguridad El gusto de Trump por la información de inteligencia: el poder y la influencia Declaración del congresista Adriano Espaillat en reconocimiento del Mes de la Herencia Hispana Congresista Adriano Espaillat recibirá al Honorable Presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, en el Capitolio de los Estados Unidos Declaración del congresista Adriano Espaillat en Conmemoración de las Víctimas y Familiares del 11 de Septiembre Congresista Adriano Espaillat Dará la Bienvenida en su Distrito al Secretario de Trabajo de EE.UU., Marty Walsh El FBI halló un documento confidencial sobre las armas nucleares de otro país en la casa de Trump en Florida Adolescente murió celebrando su cumpleaños baleada por hermano de su novio: tiroteo dentro de un auto en Nueva York Una jueza paraliza la investigación de los papeles de Trump hasta que los revise un perito Los abogados de Trump se quejan de la “dramática” foto de sus documentos secretos Un año de prisión preventiva para el vicealmirante Félix Alburquerque Comprés, por muerte del comunicador Manuel Taveras Duncan El Departamento de Justicia niega a Trump un maestro especial para que revise documentos incautados en Mar-a-Lago: “Es innecesaria” Hombre decapitó a su tía, fue descubierto mientras se comía su cabeza en una sopa Mijaíl Gorbachov, líder soviético reformista, muere a los 91 años Exasesor de Trump enfurecido; le dice al juez Reinhart: “Que se joda… ese tipo es una broma” Biden cancela deudas estudiantiles, como prometió en campaña El minuto a minuto de la muerte de Manuel Duncan a manos de Félix Alburquerque, según la Fiscalía

cibaoWeb Banner 150DPI 1200x91 2022 copy


Respaldo al patrullaje militar

nelson 1 554x470dVISIÓN GLOBALVISIÓN GLOBAL                                       Por Nelson Encarnación 


Es posible que la referencia existente sobre el carácter insostenible del patrullaje militar haga que muchos piensen que en esta oportunidad también sucederá lo mismo que en el pasado, cuando ante el desbordamiento de la delincuencia, el Gobierno se vio precisado a ensayar soluciones similares.

Sin embargo, no necesariamente lo que fracasó en el pasado tiene que correr la misma suerte ahora, pues cada situación es única, aunque las condiciones pudieran ser parecidas.

Por ello, la gente sensata de este país, la que ama de verdad esta tierra, debe respaldar a las autoridades en este nuevo esfuerzo por devolverle la tranquilidad a la familia dominicana y garantizar la seguridad de cada persona que se moviliza por nuestras vías públicas, sean nacionales o turistas.

La delincuencia es como las enfermedades, que no distingue entre ricos y pobres; negros o blancos; hombre o mujer; viejos o jóvenes. Es decir, todos estamos expuestos.

Quienes se oponen—bajo cualquier razonamiento, que puede ser hasta válido—al uso de las Fuerzas Armadas como complemento de la Policía Nacional en la garantía de la seguridad ciudadana, quizá lo hagan de buena fe, dado el elevado costo que esas operaciones implican.

Ahora bien, las familias que hemos pasado por el difícil momento de ser víctimas en tres oportunidades de delincuencias, como en nuestro caso, tenemos otro criterio.

Mis dos hijos han sido asaltados, el primero en un barrio de clase media junto a varios compañeros que celebraban el final de cuatrimestre, y aunque le demostramos a la Policía que los asaltantes andaban en un vehículo del Gabinete Social de la Presidencia—dirigido al momento por la entonces vicepresidente de la República, Margarita Cedeño—el cuerpo de orden nada hizo.

El otro fue asaltado saliendo a prima noche de la Universidad Apec, y aunque por igual le evidencié a la Policía que los autores fueron miembros de esa institución que no temieron actuar al lado de la Dirección Nacional de Control de Drogas, tampoco se hizo nada.

Antes de estos asaltos, mi casa fue tiroteada por delincuentes, uno de cuyos proyectiles impactó a escasos dos pies sobre la cama donde dormía mi hijo menor, y que yo supiera tampoco se actuó.

Es decir, que tenemos motivos suficientes para expresar todo nuestro modesto respaldo, no solo a que se haya lanzado a los militares a patrullar las calles, sino a que esa decisión se mantenga hasta que las autoridades recuperen el control de la seguridad.

Y eso incluye—como advirtió el presidente de la República—asumir el costo que sea necesario.
Tengo bien claro, y lo sostengo públicamente, que el mejor delincuente es el que está siete pies bajo tierra.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

facebook   twitter   instagram    googleplus  

18046538
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
12387
24078
141699
17751430
12387
699373
18046538

Tu IP 3.237.27.159
2022-10-01 08:03


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.