universal encabezado 2

No sólo Uber y Cabify, los 'enemigos' del taxi se multiplican

14961775009391

Taxistas se manifiestan en Atocha contra las plataformas Uber y Cabify. JAVIER BARBANCHO

CÉSAR URRUTIA

Madrid/ Los taxistas denuncian desde hace años la «competencia desleal» y sin limitaciones de dos empresas en particular, Cabify y Uber, que cuentan con más de 1.000 vehículos en Madrid y pretenden alcanzar una cifra similar en Barcelona para finales de año. Los planes de los que son considerados los mayores enemigos del taxi cuentan con que el tamaño de su flota aumente en próximos ejercicios gracias a la liberalización de las licencias de alquiler de vehículos con conductor (VTC) o a excepciones legales que permitan superar la normativa que regula el sector y que no gusta a nadie.

Cabify y Uber advirtieron a sus clientes que, en el día de ayer, no podrían ofrecer su servicio en las condiciones habituales. Otras alternativas de transporte no sufrieron igual.

Y es que Cabify y Uber son sólo una parte del número creciente de empresas que quieren explotar el negocio del transporte en las grandes ciudades y que al igual que en otros sectores, tiene al teléfono móvil como canal de venta. El pasado mes de diciembre, por ejemplo, la empresa eMov puso en la calle una flota de 500 vehículos eléctricos de cuatro plazas en Madrid con el fin de que sus usuarios los alquilen a través de una aplicación en el móvil a razón de 0,19 euros el minuto.

Casi seis meses después, la empresa perteneciente al fabricante de Peugeot y Citroën aumentará un 10% la flota con 50 coches más con los que ampliará su radio de acción a 69 kilómetros cuadrados y nuevos barrios. Desde mañana, subirá también un 26% sus tarifas, que pasarán a ser de 24 céntimos el minuto. Un portavoz de eMov señaló que la previsión es llegar a nuevos barrios cada vez más periféricos y superar así los 110.000 usuarios registrados en el servicio.

Emov contará así con una flota superior a la de Car2Go, la empresa de DaimlerChrysler que, de momento opera sólo en Madrid con 500 pequeños Smart eléctricos de dos plazas y se pondrá en cabeza de otras empresas como BlueMove (coches desde 2 euros la hora o 0,25 euros el kilómetro); Respiro (alquiler de coches por horas), Social Car... Car2Go tiene en mente expandirse a Barcelona, donde Seat estudia lanzar su propio servicio de coche compartido y de donde a su vez están surgiendo las primeras flotas de alquiler de motos por horas a través del móvil como eCooltra, que ofrece una flota de 1.000 vehículos eléctricos en la propia Barcelona, Madrid, Roma y Lisboa.

El número de empresas que quiere sumarse al alquiler por minutos de motos en las grandes ciudades es también creciente e incluye a gigantes como la alemana Bosch.

Con este panorama, las protestas llevadas a cabo por miles de taxistas en las grandes capitales son, según las asociaciones del sector «un camino que no tiene retorno» hasta conseguir «estabilidad» para las más de 100.000 familias que trabajan en este negocio.

Las movilizaciones llevadas a cabo ayer serían, según las asociaciones de taxistas, sólo las primeras de una serie que continuará hasta desembocar el próximo año en una huelga indefinida. Cuatro detenidos

La manifestación más multitudinaria tuvo lugar en Madrid, donde a las 12.00 horas arrancó una marcha entre la estación de Atocha y la Plaza de Neptuno que transcurrió entre bengalas, pitos, silbidos y olor a pólvora.

Los taxistas pararon durante 12 horas en la capital, 24 en Barcelona. Contratar los servicios de Uber o Cabify fue prácticamente misión imposible. La jornada de protestas concluyó con cuatro detenciones.

La respuesta del Gobierno fue transmitida por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien aseguró que se defenderá al sector del taxi incrementando los controles sobre el mercado en el que operan empresas como Uber o Cabify.

De la Serna indicó que son los ayuntamientos y las comunidades quienes tienen las mayores competencias para ejercer la regulación porque son, los que reparten las licencias. Lo que los taxistas demandan es que se aplique con rigor el ratio de una licencia de VTC por cada 30 de taxi que establece la regulación, además de otras limitaciones como que sus competidores no puedan recoger pasajeros que les paren en la calle o prohibir la cesión de explotación de sus licencias. Actualmente, el número de licencias de taxi en España asciende a 65.000 por las casi 6.000 de VTC.

Para las empresas volcadas en explotar este nuevo negocio únicamente Madrid y Barcelona representan, por ahora, mercados atractivos. El pulso que se compromete a llevar adelante el sector pretende obligar al Gobierno a moverse en una dirección en la que otras instituciones como la CNMC ya han señalado que va contra los intereses de los consumidores.

El año pasado el organismo envió un requerimiento al Gobierno para que anulara varios artículos en su regulación de las VTC como los límites a la concesión de licencias o la exigencia de que estos vehículos sean contratados previamente.

 

Fuente: EM

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

2520440
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
3369
4732
28520
2460619
80509
127187
2520440

Tu IP 54.196.42.8
2018-08-17 16:36


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.