universal encabezado 2

AHORA

¿Por qué tenemos agujetas o calambres?

1557845478 979958 1557845882 sumario normal recorte1

Los dolores aparecen cuando sometes al músculo a un esfuerzo para el que no está preparado en ese momento

ÁFRICA LÓPEZ-ILLESCAS

Hay distintas teorías que explican esos dolores que aparecen en el músculo después del ejercicio intenso. Una de las cosas que se dice sobre ellas es que se producen cuando el músculo no está entrenado, es decir que le pasa solo a la gente que no tiene entrenamiento. Y eso no es del todo cierto. Yo trabajo en Consejo Superior de Deportes con deportistas de élite y al principio de la temporada al menos algunos de ellos, también tienen calambres.

Eso es porque las agujetas o calambres aparecen cuando sometes al músculo a un esfuerzo para el que no está preparado en ese momento, o lo que es lo mismo, a un sobreesfuerzo. La diferencia entre esos deportistas de élite y el resto de las personas que hacen ejercicio físico es que a los primeros que están muy preparados, les duran bastante menos.

Las agujetas se producen por un exceso de trabajo en los músculos. Su nombre médico es mialgia diferida o dolor muscular de aparición tardía. Durante un tiempo se pensó que se debía al daño que el ácido láctico producía en los músculos afectados. Esta teoría está actualmente desechada. La hipótesis más aceptada en la actualidad es que las agujetas se deben a que con el ejercicio intenso se producen microrroturas de fibras musculares. Hay otra teoría minoritaria pero que en mi opinión tiene sentido unida con la de las microrroturas y es que se las agujetas están causadas por el incremento de temperatura local e intramuscular que produce un ejercicio intenso, un incremento de temperatura que aumenta las microlesiones. Yo creo que las dos están unidas y son la causa de las agujetas.

Esas microrroturas y microlesiones provocan la inflamación del tejido y ese proceso inflamatorio tiene todas las consecuencias asociadas a él, una de ellas es la sensación de dolor cuando el organismo se defiende de esa inflamación. Pero ¿por qué duele? Pues porque se liberan algunas sustancias que provocan estímulos nociceptivos, es decir, esos estímulos de los nervios que el cerebro interpreta como dolor.

Las agujetas duran más o menos dependiendo del grado de microrroturas. Generalmente aparecen al día siguiente del esfuerzo intenso o incluso a los dos días. Y suelen durar entre dos o tres días. El tiempo que duren depende mucho de la preparación física que tenga el deportista, por ejemplo a los deportistas de alto nivel las agujetas se les quitan enseguida. Y también disminuyen en el tiempo si se tratan. Muchas veces vemos a maratonianos que cuando terminan las carreras meten las piernas en piscinas de plástico con agua y cubitos de hielo. O los jugadores de la NBA cuando terminan el partido meten en agua con hielo las piernas, las manos. Y eso es para disminuir la inflación. El agua fría es un buen tratamiento contra las agujetas. Es muy reconfortante aunque el principio parece que los músculos te están ardiendo, eso es porque aumenta la vascularización en ese tejido y hace que se movilicen más todos los productos de desecho, también los de las propias microrroturas. Es decir, el dolor y la inflamación desaparecen más deprisa.

También es útil hacer ejercicio de intensidad baja para que ese músculo vuelva a regularizar su metabolismo, su contractibilidad y se facilite la recuperación. Son muy eficaces los estiramientos suaves o un masaje de descarga que favorezca la evacuación de esos productos de desecho.

Esta es la forma de combatirlas pero también hay acciones preventivas para evitarlas. Lo de tomar sobres de azúcar que se recomienda a veces no solo no mejora las agujetas sino que es perjudicial para el organismo. La mejor manera de prevenirlas es, además de estar muy bien hidratados ya que la deshidratación aumenta la lesión muscular, tener una alimentación buena. Comer un menú adecuado antes de hacer deporte consigue que se tengan las reservas adecuadas de glucógeno, ATP y fosfocreatina, los productos que dan la energía a las células, y eso logra que el músculo esté en condiciones para el ejercicio. Si por ejemplo vas a hacer una caminata, senderismo, hay que prepararse, no solo un rato antes sino incluso, el día anterior. Debes saber cómo tienes que alimentarte para preparar a tus músculos. La adaptación de la regulación alimenticia y el ejercicio que se va a realizar. También es importante el calentamiento antes de empezar el ejercicio, que los músculos no entren en ese ejercicio intenso en frío.

Es importante que sepas que las agujetas son también objeto de investigación. Ahora mismo, por ejemplo, dirijo un estudio de valoración de la fuerza muscular isocinética en deportistas con y sin agujetas. Lo que queremos ver es cómo las agujetas afectan a la fuerza del músculo en voluntarios que se someten a un ejercicio intenso. Medimos la fuerza de sus músculos antes de hacer el ejercicio intenso, cuando ya tienen las agujetas y una vez que se les han pasado. Lo que pretendemos es entender de qué forma las agujetas afectan a la fuerza muscular.

África López-Illescas es jefa del Servicio de Readaptación Física del Consejo Superior de Deportes (AEPSAD) y profesora de Medicina de la Universidad Alfonso X el Sabio.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

5557640
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
2379
10573
75342
5401731
187278
383480
5557640

Tu IP 35.173.234.237
2019-08-18 03:43


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.