universal encabezado 2

AHORA

El arte de leer entre lineas

c7969855408c55df8f382b3ebf859f5d

La palabra Inteligente, proviene del latín: intellegere o inter-legere, inter que significa entre y legere que significa leer o escoger, lo que se traduce en “aquel que saber leer entre líneas”. De aquí que para ser verdaderamente inteligente hay que aprender el delicado arte de poder rellenar los huecos vacíos de la información que recibimos a diario.

Leer entre líneas no solo se usa para un texto, sino en general para todo tipo de comunicación entre seres humanos. Los animales no tienen juegos psicológicos sus intenciones corresponden a sus acciones, no así los humanos. Cuando aprendemos a leer entre líneas quiere decir que observamos con atención todo el contenido y la verdadera intención. Por ejemplo: cuando alguien dice “no me pasa nada” si se toma literal se entenderá que todo está bien, pero si se observa el contexto, el lenguaje corporal, y las cosas sucedidas, nos daremos cuenta que "nada" significa todo, excepto nada. Tomo lo anterior como punto de referencia para la siguiente reflexión.

un ejemplo de esto es cundo una pareja esta junta y el hombre le dice "que tienes mi amor" y ella contesta "nada" si se toma literal se entenderá que esta todo bien y si se observa el contexto, el lenguaje corporal , y las cosas sucedidas antes de este evento nos daremos cuenta que "nada" significa todo excepto nada.

Por construcción nuestro cerebro posee la habilidad natural de entender lo que sucede a nuestro alrededor y completar las informaciones que provienen de imágenes, gestos, silencios, olores, ruido; en general, todo lo que nos llega por los sentidos, pero además tiene el poder de completar lógicamente aquello que falta en la escena. Esto explica porqué imágenes como la siguiente:

64A

Veamos un triángulo donde no lo hay. Los científicos usan esta habilidad para desarrollar varias explicaciones posibles a un mismo fenómeno y crear hipótesis, lo que es muy útil porque la mayoría de los experimentos y en sentido general el método de investigación aporta muy poca información traducible en conclusiones ante la ausencia de un observador que las interprete.

En la actualidad resulta apremiante que los adultos aprendamos y enseñemos a los menores a leer entre líneas, solo así podremos descifrar esa descomunal información y desinformación, que recibimos millones de personas alrededor del mundo a través del internet y las redes sociales como twitter, facebook, chat y correos electrónicos; el cine, la televisión, y demás medios informativos.

Es entendible que no busquemos lo que realmente está escrito entre las líneas porque queremos evitar posibles conflictos. A veces no nos expresamos por inseguridad o porque esperamos que terceros sepan lo que queremos.

Pocos lo dominan. Leer entre líneas es como escuchar en voz alta los pensamientos de una persona. Los humanos no somos capaces de expresar siempre de manera directa lo que realmente queremos o pensamos.

Razones por las que no siempre decimos lo que pensamos

En la gran mayoría de los casos no decimos todo lo que tenemos en la cabeza para obtener una situación ventajosa. De esta manera esperamos poder reaccionar frente a una acción de terceros que nos permite disminuir riesgos de no acertar con la primera opción que tenemos en mente. Las razones pueden variar mucho en función del carácter o de la situación de una persona:

Protección del receptor del mensaje: queremos evitar hacer daño al receptor filtrando el mensaje para que sea más digerible.

Esperar para seguir la opción de la mayoría: no saber al 100% lo que queremos y preferimos guiarnos por la decisión de la mayoría.

Pensar que terceros sepan leer nuestros pensamientos: tener las expectativas otros sepan exactamente lo que nosotros deseamos sin necesidad de tener que expresarlo.

Tantear para mejorar la posición de negociación: en los negocios hay que saber leer entre líneas para ponerse en una buena posición para negociaciones.

Una forma de aprender a leer entre líneas: ponerse en la piel de la otra persona

La empatía ayuda para saber lo que una persona realmente quiere pero no expresa de manera directa. ¿Tú qué harías si estuvieras en su puesto? A veces preferimos apoyarnos demasiado en el mensaje visible sin buscar más allá. Es perfectamente entendible visto que nos ofrece un camino cómodo que nos permite salvarnos siempre con la frase “¿Pero por qué no has dicho nada?”. Muchas veces intuimos que las cosas no son las que parecen pero tenemos miedo de insistir para evitar un posible conflicto. El problema que surge es que las cosas no se solucionan de manera autónoma y las tensiones en vez de disminuirse crecen.

Somos una especie extraña. A veces esperamos que terceros actúen según nuestras expectativas sin que nosotros seamos capaces de expresarnos claramente.

VEF 290110 56cd3e4470524f6eab99dd51d2ec73ec twitter hay que aprender a leer entre lineas por caldodeputxero

Tips para aprender a leer entre líneas

Para construir un vínculo hay que poner tiempo, ganas e interés. Y por sobre todas las cosas, confiar en que el otro tenga buenas intenciones, aunque a veces de buenas intenciones esté empedrado el camino del infierno.

En los primeros tiempos de una relación se dicen muchas cosas, bien filtradas y políticamente correctas en el lógico intento de agradar al otro.

Aprender a leer entre líneas en los primeros encuentros es un plus para darle el empuje – o no -  a ese algo que recién empieza. Algunas frases que se dicen al pasar y que en el deslumbramiento inicial suelen no escucharse, pueden ser sumamente reveladoras de que esa relación puede constituir un camino dificultoso:

1. "Me estoy separando" o "Mi relación no está bien"

Es probable que quien emita esta frase no esté preparado para iniciar un vínculo con otra persona. No quiere decir que no le gustes pero este no es el momento. Sus energías seguramente están volcadas a cerrar el círculo anterior. Cuidado con ser parte del naufragio de otro barco que no es el tuyo.

2. "No soy bueno para tener pareja"

Ojalá seas la horma de sus zapatos. Pero, claramente, si a alguien le cuesta armar algo con otro es porque busca características muy específicas en un otro o nunca se ha enamorado. La buena noticia es que puedes llegar a ser ese alguien especial. Pero vas a tener que armarte de paciencia porque pareces estar ante un hueso duro de roer.

3. "Mi ex..."

Las personas que viven hablando de su/sus relaciones anteriores están muy ancladas en el pasado o tienen una inseguridad que las lleva a mostrar que fueron importantes para otros. Estate atenta a esta señal.

4. "No busco compromisos"

Escucha y registra. Las mujeres, sobre todo, tendemos a creer que alguien que no quiere comprometerse va a cambiar de idea cuando nos conozca. Error. Si no quiere compromiso, no lo quiere contigo ni con nadie. Probablemente, ni consigo mismo.

5. "Estoy muy ocupado"

Nadie está con tantos miles de cosas que no pueda hacerse un tiempo para ver a  alguien a quien desea. Piensa si estás dispuesta a iniciar una relación con alguien tan pocas ganas de dar. O a tener tanta paciencia para que pase de “estar con mil cosas” a estar “con cien cosas”.  

b10709084796e8d269418b891f40d4e9 anime sadness

Fuente: Soy Actitud

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

3114768
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
6171
7104
6171
3059490
59020
203112
3114768

Tu IP 54.163.42.154
2018-12-09 19:34


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.