universal encabezado 2

AHORA

Pedir asilo por ser gay en uno de los países más homófobos

1546534416 775731 1546536638 noticia normal recorte1

El nigeriano Michael, gay de 36 años, en un piso de Moscú, donde ha solicitado asilo por su orientación sexual. M. R. SAHUQUILLO

Hombres procedentes de África y los Estados árabes huyen de la persecución por su orientación sexual y piden protección en Rusia para intentar alcanzar la UE, Canadá o EE UU. El país del Este está considerado uno de los países menos seguros de Europa para las personas LGTBI

María R. Sahuquillo

Moscú /Era noche cerrada cuando se presentaron en su casa. Con palos y a gritos. Buscándole. Le sacaron de la cama a puñetazos. Eran cinco. Todos varones. Clamaron que iban a por el “puto maricón”. Nadie de su familia, en la ciudad nigeriana de Kiri Kasama, sabía hasta ese momento que Michael es gay. En Nigeria, las relaciones homosexuales son un delito que se paga con hasta 14 años de cárcel o incluso con la pena de muerte en dos de sus Estados. Y además, las personas gais, lesbianas, bisexuales y transexuales sufren el rechazo, la discriminación y la violencia.

Michael, de 36 años, logró escapar del piso en el que vivía con sus padres y sus dos hermanos. Con el miedo en el cuerpo, se escondió durante horas. “Cuando volví al día siguiente, mi padre me dijo que no podía entrar. Que me mataría”, se lamenta el hombre, atusándose el cabello bajo el gorro de lana. De Kiri Kasama (unos 250.000 habitantes) viajó a Lagos, donde un contacto le asesoró y le ayudó a comprar un billete para salir del país. Iría a Rusia donde, gracias al Mundial de Fútbol, podía entrar sin visado y solo con el llamado ID de fan (un documento de identidad requerido por las autoridades rusas para asistir a los partidos de fútbol), con el que muchos aficionados acudieron al país euroasiático a los partidos el pasado julio.

Dice que cuando escapó de Nigeria no sabía que estaba huyendo hacia uno de los países más homófobos. Rusia está en el top 5 de los lugares menos seguros de Europa para las personas LGTBI, según el índice de la ONG especializada ILGA; no criminaliza legalmente las relaciones entre personas del mismo sexo, pero sí son un enorme tabú social. Y las organizaciones defensoras de los derechos civiles denuncian ataques y persecución. “Pero cuando tienes que elegir entre la cárcel y la muerte o la discriminación… escoges lo segundo”, afirma tajante Michael. Ha pedido asilo en Rusia por su orientación sexual , un punto que se recoge en las convenciones sobre refugiados de la ONU.

Como él, al menos una treintena de hombres procedentes de países de África o Estados árabes donde la homosexualidad es un delito —se criminaliza en al menos 72 países todavía— ha solicitado asilo en el gigante euroasiático. "Pensaba que Rusia era como otro país europeo. En muchos puedes ser tú mismo abiertamente o incluso casarte", apunta el nigeriano Michael (que elige usar ese nombre por razones de seguridad). Pero con las puertas de la UE casi cerradas tras la crisis migratoria de 2015, quienes huyen buscan otras opciones. Y en su caso o el del camerunés Stefan —que llegó en las mismas circunstancias el pasado julio— surgió la opción de Rusia. No hay un registro oficial que lo compute, pero las organizaciones especializadas apuntan que algunos entraron, como ellos, con una ID de fan. Otros, con visados de estudiante o de turista.

“Pensaba que Rusia era como otro país europeo. En muchos puedes ser tú mismo abiertamente o incluso casarte”, dice Michael

Las autoridades rusas no han aceptado ninguna de las peticiones por razones de orientación sexual, afirma Anton Ryzhov, abogado de la ONG Stimul (especializada en asistencia legal a personas LGTBI), que tiene varios recursos abiertos. También ha iniciado distintos procedimientos contra la Administración por exigir “evidencias” de la orientación sexual de los solicitantes de asilo. Rusia no es el único país que pide a los demandantes de protección detalles sobre su vida sexual o sus relaciones afectivas, como prueba de su orientación sexual (algo que el Consejo de Europa considera ilegal). Stimul, fundada en 2015, lleva en la capital rusa al menos nueve casos similares al de Michael de Camerún, Afganistán, Palestina o Sudán.

Se suman a otros más numerosos de personas —en su inmensa mayoría, hombres— que huyeron a grandes ciudades rusas, como Moscú o San Petersburgo, desde Estados postsoviéticos como Uzbekistán, donde la homosexualidad se castiga con hasta tres años de prisión. O desde Chechenia, donde organizaciones internacionales denuncian casos de asesinatos, encarcelamientos y brutales torturas de personas LGTBI. El Gobierno de Chechenia, en manos de Ramzan Kadyrov, leal aliado del presidente ruso Vladímir Putin, ha negado cualquier ataque alegando que en ese Estado “no existen homosexuales".

Homofobia mapa1

Leyes sobre orientación sexual en cada país

Pena de muerte

Pena desde 14 años a cadena perpetua

Pena de hasta 14 años

Leyes de moralidad

Matrimonio

Otro tipo de uniones

Adopciones

“Si no me puedo quedar en Rusia lo intentaré en otro sitio, pero a Nigeria no puedo volver”, dice Michael. Nervioso, con una taza de té caliente entre las manos, explica que los hombres que trataron de agredirle aquella noche en Kiri Kasema le tendieron una trampa. Horas antes había contactado con un hombre por la aplicación de contactos gay Grindr que nunca se presentó a la cita que habían acordado. “Yo creo que me siguieron y esperaron el momento para atacar”, dice.

Michael lleva siete meses en Moscú. Vive con otros seis compañeros en un piso gestionado por Stimul y que la ONG financia gracias a las donaciones que recibe del exterior. Entre ellos está el camerunés Stefan, que hasta hace unos meses jamás había visto la nieve. El nigeriano cuenta también que lleva mal el frío. Y el idioma. “No entiendo nada, ni siquiera puedo leer los carteles, pero al menos estoy acompañado y por ahora seguro”, comenta. Explica que le han detenido dos veces. Ninguna de ellas fue capaz de comunicarse con la policía. Los abogados de Stimul tuvieron que sacarle del calabozo.

Ahora vive con el miedo en el cuerpo a ser detenido. Intenta ironizar y dice que con su “color de piel” no puede “pasar desapercibido”. Ahora que la ID de fan se le ha caducado teme que, pese a los recursos judiciales, llegue el día de su expulsión. Sus abogados están buscando otros países donde pueda ser recibido como asilado. A Michael le da igual donde: “Solo quiero encontrar un lugar seguro para vivir, un sitio donde no me encarcelen o me maten, donde pueda ser yo mismo sin tener miedo constantemente”.

UNA ETAPA ANTES DE LLEGAR A OTRAS NACIONES

La mayoría de los que llegan a Rusia, sin embargo, lo hace como un paso previo para tratar de conseguir asilo en países de la Unión Europea, Canadá o EE UU. A primeros de enero, menos de 600 personas tenían el estatus de refugiado en Rusia, una de las cifras más bajas de la última década. Y unas 125.500 habían recibido asilo temporal —la inmensa mayoría procedentes de Ucrania (más de 123.400) o Siria (unos 1.100)—, según el Servicio Federal de Estadísticas. No se detalla ningún caso por razón de identidad u orientación sexual.

Y aunque la ONU u otras organizaciones internacionales no desglosan el número de solicitantes de asilo o refugiados por razones de orientación sexual, investigaciones como la liderada por la experta Sabine Jansen han contabilizado más bien casos de personas con nacionalidad rusa que han pedido asilo en otros Estados (Dinamarca, Finlandia, Alemania) por ese motivo.

Y pese a que no hay datos oficiales, las organizaciones especializadas en asilo y minorías sexuales aseguran que el número de personas que han abandonado Rusia por LGTBI-fobia se ha incrementado desde 2013, cuando el Gobierno de Vladímir Putin aprobó la llamada ley de "propaganda homosexual", que prohíbe la difusión a menores de materiales que muestren relaciones “no tradicionales”. “Esa ley ha dado alas al discurso homófobo y desde entonces han aumentado los ataques y la discriminación”, afirma el abogado Ryzhov. En Rusia, un 37% de los ciudadanos cree que la homosexualidad es una enfermedad que se puede tratar y un 18% cree que debería perseguirse legalmente, según un sondeo del centro Levada. Solo un 5% de los ciudadanos está a favor del matrimonio igualitario, uno de los porcentajes más bajos de Europa, según un estudio del Pew Research.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

Absueltos tres policías de encubrir la muerte a tiros de un afroamericano en Chicago en 2014

1547758755 549112 1547759683 noticia normal recorte1

David March, Thomas Gaffney y Joseph Walsh, los tres policías de Chicago absueltos hoy. ZBIGNIEW BZDAK AP

Laquan McDonald, de 17 años, fue acribillado por un agente que ya fue condenado por homicidio en segundo grado el pasado octubre

YOLANDA MONGE

Washington/ En su día, la muerte de Laquean McDonald por 16 tiros descerrajados por un policía blanco en Chicago se cobró el puesto del Jefe de la Policía de la ciudad y condenó por homicidio en segundo grado a Jason Van Dyke, cuya sentencia se espera en los próximos días. Lo que la fiscalía no ha logrado desenmascarar es el supuesto código de silencio que impera en las fuerzas del orden de la ciudad.

Una juez ha absuelto este jueves a David March, Thomas Gaffney y Joseph Walsh, los tres agentes de policía que en un giro histórico habían sido acusados de encubrir el asesinato de McDonald, un adolescente negro que murió acribillado en 2014. El chico de 17 años caminaba por la calle cuando el agente Jason Van Dyke llegó a dispararle hasta 16 veces. Van Dyke propinó tres de esos tiros a McDonald cuando este ya estaba abatido en el suelo. A pesar de que la fiscalía consideró que sus veteranos compañeros mintieron y ocultaron información para bloquear la investigación del incidente, finalmente, la justicia ha opinado en contra de ese criterio. El incidente conmocionó a la ciudad y a Estados Unidos por su crudeza y puso en evidencia la versión de los hechos de la policía.

Pero eso no sucedió hasta que se logró la divulgación a finales de 2015 del vídeo que mostraba los hechos, divulgación que sucedió 13 meses después del tiroteo. A través de la cámara, situada en el salpicadero de uno de los coches patrulla, se veía a McDonald en la calle rodeado de tres vehículos policiales. Era ya de noche. El joven se alejaba de los agentes cuando Van Dyke desenfundó su pistola y le abatió a balazos. Hasta la divulgación del vídeo, el departamento de policía de Chicago había sostenido que McDonald portaba un cuchillo y suponía una amenaza para Van Dyke y los otros agentes. Pero las imágenes demostraron lo contrario y provocaron una ola de protestas en Chicago y otras ciudades de Estados Unidos ante un uso excesivo de la fuerza policial.

Este jueves, la familia de McDonald no podía entender cómo las mismas pruebas que llevaron a condenar a Van Dyke no lograban sentenciar a los tres agentes acusados de encubrimiento. "Es un día muy triste para Estados Unidos", ha declarado el tío de McDonald, el reverendo Marvin Hunter. "Decir que estos tres hombres no son culpables equivale a decir que Jason Van Dyke no es culpable", puntualizó el familiar. "No se ha hecho justicia", dijo el reverendo. "Esta juez estaba decidida a que esos tres agentes jamás conocieran el interior de una cárcel".

Casi un año después de la muerte de McDonald, el alcalde de la ciudad, Rahm Emanuel, pidió disculpas por el trágico suceso. "Esto ha sucedido bajo mi mandato", declaró emocionado el regidor, quien prometió "una completa y total reforma del sistema".

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

Las dificultades de buscar pareja en la China del hijo único

1544866727 436545 1546104679 noticia normal recorte1

Sesión de citas a ciegas en masa para jóvenes solteros en Shanghái. MACARENA VIDAL LIY

La preferencia por el varón ha desequilibrado los nacimientos. Por cada 100 mujeres, hay 114 hombres

MACARENA VIDAL LIY

Dunhuang (China) / Shanghái /Dunhuang está en una de las esquinas más pobres de China, en la provincia de Gansu, en el noroeste. En su día, esta ciudad de apenas 200.000 habitantes —diminuta para los estándares chinos— fue un oasis clave de la Ruta de la Seda. Aún hoy sus dunas de decenas de metros de altura, sus camellos de la Bactriana y sus grandes espacios delatan que este lugar está muy alejado de Pekín. Aquí, cada día Wang Lei, de 32 años, reparte comida en su moto de sol a sol y cuando tiene un momento, mira en su móvil las aplicaciones para encontrar pareja. De momento, sin suerte.

Wang se teme condenado a ser uno de los treinta millones de varones en China que no encontrarán esposa porque la política del hijo único y la preferencia por un varón han creado un fuerte desequilibrio en los nacimientos de hombres y mujeres durante sus más de treinta años de existencia. En la actualidad, hay 114 hombres por cada 100 mujeres.

Ello ha provocado —además de un negocio de tráfico de mujeres traídas de países vecinos más pobres—, un desequilibrio en la disponibilidad de parejas a la hora del matrimonio. Algo que en China, aunque el número de bodas es cada vez menor y los jóvenes se casan cada vez más tarde, se sigue considerando parte imprescindible de la llegada a la madurez y un paso necesario para la continuidad de las familias. Según los datos del Ministerio de Asuntos Civiles, en 2017 la edad de la mayoría de los contrayentes de matrimonio osciló entre los 25 y los 29 años.

Aunque los problemas son distintos para ellos que para ellas. Los célibes involuntarios chinos suelen ser hombres de ingresos bajos y escaso nivel de estudios, residentes en áreas rurales o migrantes a las grandes ciudades. A ellos se les conoce como “guang gun”, o “ramas secas”. Ellas, en cambio, tienden a ser mujeres de alto nivel educativo, poco deseosas de emparejarse porque sí o que prefieren anteponer su carrera a formar una familia. Para estas solteras de más de treinta años, el apodo es mucho más despectivo: “sheng nü”, o “mujeres sobrantes”.

“Aquí en Dunhuang los varones generalmente se casan a los 25 o a los 26 años. Yo ya soy demasiado mayor”, se lamenta Wang. “Mis amigos de la escuela ya tienen hijos en primaria. ¿Y dónde están los míos? Cada vez que veo a mis amigos, se me cae el alma a los pies. No me atrevo a hablar con ellos mucho rato, porque si no, empezamos a hablar de familias sí o sí”. Para que no le miren raro, sostiene, debe tener su primer hijo antes de los 35 años.

Wang Lei es sociable, tiene algunos ahorros, se ha comprado un apartamento, y su sueldo ronda los 4.000-5.000 yuanes mensuales (500-700 euros, en línea con la media para esta zona de Gansu). Durante la temporada alta turística, puede llegar a ganar mil euros mensuales. “Si tienes un buen trabajo, eres funcionario, o maestro, con ingresos fijos, puedes conseguir una novia que tenga un buen trabajo. Si eres jefe en una empresa, puedes elegir a quien quieras. Pero si no tienes un buen trabajo, tienes pocas opciones”, explica.

Uno de los problemas es la costumbre ancestral de pagar una dote a la familia de la novia, una práctica aún muy arraigada sobre todo en las zonas rurales. Una dote que puede alcanzar niveles disparatados, hasta el punto de que en algunos lugares los gobiernos locales han tenido que imponer límites. En la comarca de Huzhu, donde había llegado a pedirse 100.000 yuanes (unos 13.000 euros, el equivalente a diez meses de un sueldo medio en Shanghái, la ciudad mejor pagada de China) lo máximo permitido son 60.000. En Dunhuang, explica Wang, se espera que él pague cerca de 10.000 yuanes, o dos meses de salario.

Otro problema es la dificultad para encontrar chicas “adecuadas”, cuenta. En otros tiempos, esa tarea le hubiera correspondido a sus padres, que se hubieran encargado de buscarle candidatas a través de conexiones familiares o de casamenteros profesionales. En ciudades como Pekín o Shanghái, en los parques de Zhongshan o del Pueblo, respectivamente, es posible ver cada fin de semana corrillos de progenitores que exhiben en carteles las virtudes de su hijo o de su hija y escudriñan los de los demás en busca de posibles almas gemelas. Pero ahora, dice Wang, su madre ya es demasiado mayor y no puede encargarse de buscarle novia. “Así que dependo de mí mismo, o de mis amigos”.

Citas exprés y a ciegas

En el otro extremo del país, en Shanghái, la capital económica china, cerca de 200 chicos y chicas recogen un número de identificación y van entrando en un espacio acotado en el vestíbulo de un centro comercial, ante las miradas curiosas de un público en busca de rebajas. Estudiantes de universidades de élite en su mayoría, algunos ya trabajando, vienen a participar en una sesión de speed dating, citas a ciegas a mansalva y de pocos minutos cada una. A ver si surge el flechazo.

“Jimmy”, de 35 años e intérprete de japonés, se declara muy nervioso; es la primera vez que participa en un evento de este tipo. “Busco a una chica que sea muy tradicional, como yo. Quiero que sea guapa. Pero que no tenga muchos títulos universitarios, las chicas con demasiados estudios son demasiado exigentes”.

Y esa es, precisamente, la situación que encaran las jóvenes sobradamente preparadas de las nuevas generaciones chinas. Aunque, teóricamente, pueden permitirse el lujo de escoger, en general ellos prefieren parejas con un nivel de educación algo menor. Y ellas no quieren conformarse con menos.

Mientras tanto, Wang Lei sigue mirando su teléfono. Ma Guagua cuenta con que aún tiene tiempo para encontrar un novio “y si no, un compañero para practicar el sexo, sin más”. ¿Y “Jimmy”? Aquel sábado tampoco encontró novia. Cuando terminó la sesión de citas a ciegas, aún se quedó un rato junto a las sillas. No podía creérselo.

"ES DIFÍCIL ENCONTRAR UN NOVIO QUE ME ESTIMULE EN LO INTELECTUAL"

“Mis exnovios siempre me han cuidado como si fueran mi niñera. Lo más difícil es encontrar un novio que me estimule intelectualmente, siempre quieren que sea yo la que les haga caso a ellos. Y lo siento, pero no puedo”, cuenta Ma Guagua, una pekinesa de 26 años y con un máster en Paleontología.

Incluso en los medios —o en los anuncios de televisión— estas mujeres pueden verse presionadas a encontrar pareja. El estereotipo las describe como tristes sin la compañía de un hombre, demasiado mayores para tener buenos embarazos o con problemas de depresión, ansiedad y desarreglos ginecológicos.

El feminismo chino en auge en los últimos años ha tratado de combatir esta imagen negativa. Pero la presión social aún es muy poderosa, como reconoce Ma. “Mi familia alguna vez me ha instado a encontrar un novio y casarme antes de que sea demasiado tarde. Pero les corté de tal manera que no han vuelto a sacarme el tema, de momento”.

Y probablemente la presión social para casarse vaya a más. La escasez de nacimientos como consecuencia de la política del hijo único ha causado un envejecimiento de la población que ha hecho saltar las alarmas entre las autoridades chinas, que buscan ahora desesperadamente todo lo contrario: cómo alentar la natalidad. Ante la situción de desesperación, algunos académicos o incluso gobiernos locales, como el de la provincia de Liaoning, han propuesto “impuestos a la soltería” o a las parejas sin hijos.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

Más de 200 mujeres acusan de abusos sexuales al famoso ‘sanador espiritual’ brasileño João de Deus

1544297557 761102 1544654763 noticia normal recorte1

El médium brasileño Joao de Deus, denunciado por más de 200 mujeres. MICHAEL MELO EFE

Oprah Winfrey retira su entrevista con el gurú, hecha hace seis años, en plena ola de denuncias

BEATRIZ JUCÁ

São Paulo / Más de 200 mujeres han denunciado por acoso sexual al gurú espiritual brasileño João de Deus, que se hizo internacionalmente famoso al tratar con celebridades y políticos como el expresidente brasileño Lula da Silva o la modelo Naomi Campbell. Las primeras supuestas víctimas, todas ellas de entre 30 y 40 años, relataron los casos el pasado fin de semana a la cadena TV Globo. Fue el pistoletazo de salida para una ola de nuevas acusaciones que están siendo analizadas por la justicia brasileña. De momento, la Fiscalía ya ha pedido la entrada en prisión del religioso. El escándalo de João Teixeira de Faria, popularmente conocido como João de Deus, se suma a las múltiples denuncias recientes de acoso en Brasil y en todo el mundo, especialmente tras el movimiento feminista Me Too.

En 2012, Oprah Winfrey viajó a Brasil exclusivamente para entrevistar al supuesto sanador espiritual en el templo que mantiene en Abadiânia, una ciudad de 15.000 habitantes ubicada a 120 kilómetros de la capital, Brasilia. Seis años después, y tras la cascada de denuncias, la expresentadora estadounidense y una de las abanderadas del movimiento Me Too, ha cortado por lo sano y ha retirado de emisión el programa que compartió con João de Deus, de 76 años.

El del gurú no es el primer caso de líder religioso brasileño que se enfrenta a acusaciones de acoso sexual. Hace cuatro meses, una figura espiritual similar, Siri Prem Baba, recibió varias denuncias de supuesto acoso a mujeres. Su equipo de prensa negó los abusos y Prem Baba admitió haber tenido sexo con dos de esas mujeres, pero siempre de forma consentida. En un movimiento que guarda importantes paralelismos, la oficina de prensa de João de Deus ha negado las acusaciones de las mujeres que han contado su experiencia, la mayoría de ellas de forma anónima por miedo a la persecución posterior.

Todas ellas afirman haber ido solas al templo donde atendía el supuesto gurú. Primero había una sección de tratamiento colectiva en la que João de Deus les decía —mientras, en teoría, se encontraba bajo la influencia de entes espirituales— que necesitaban un tratamiento individual. Después, João de Deus las llevaba, siempre según su relato, hacia una sala oscura que quedaba a puerta cerrada. En ese lugar es donde se producían los abusos: les acariciaba los senos o les pedía que le tocasen el pene. Todo, justificado como parte de un dudoso tratamiento de limpieza espiritual.

En el programa de TV Globo, la primera mujer que denunció aceptando ser identificada por nombre y apellidos —la coreógrafa holandesa Zahira Leeneke— relató haber viajado hace cuatro años a Brasil para tratarse con el supuesto sanador. Sabía de él a través de Internet y de la entrevista de Oprah Winfrey. La coreógrafa declaró que, en la primera sesión, tras conocer sus problemas, el médium la sugestionó de tal manera que le llegó a obligar a masturbarle. A pesar de lo ocurrido en ese primer encuentro, Leeneke dijo que volvió otras ocasiones en las que permaneció junto a otras personas en sesiones meditación. Hasta una última vez en la que el médium la llevó "violentamente" hacia un baño y la violó. "Tengo miedo hasta ahora", declaró Leeneke.

Los encargados de prensa del curandero consideran "muy grave" que el canal de televisión se hiciera eco de denuncias, que califican de "lamentables" y "fantasiosas" y sobre las cuales, sostienen, no se ha aportado "ninguna prueba". En un comunicado, se preguntan "por qué" las supuestas víctimas "no buscaron a las autoridades policiales o al Ministerio Público". Y agregan que, como esto aún no ha ocurrido, esas mujeres deberían explicar las razones de "esa omisión".

 

 

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

Trump y los líderes demócratas se enzarzan en una acalorada discusión ante las cámaras

1544555951 348032 1544556602 noticia normal recorte1

De izquierda a derecha: Nancy Pelosi, Mike Pence, Donald Trump y Chuck Schumer, este martes en el Despacho Oval. EVAN VUCCI AP

El presidente amenaza con un cierre de la Administración por falta de fondos si no se aprueba una partida para el muro en la frontera de México

AMANDA MARS

Washington/ A modo de telerrealidad, como casi todo en el Universo Trump, el presidente de EE UU y los líderes demócratas en el Congreso mantuvieron este martes, en el Despacho Oval y ante las cámaras de televisión, un acalorado rifirrafe sobre el polémico muro que el republicano quiere construir en la frontera con México. Donald Trump acabó amenazando a la oposición con provocar el cierre de la Administración federal -al bloquear un acuerdo de financiación en las Cámara legislativas- si no le aprueban una partida para el muro, con el que busca combatir la inmigración ilegal. “Me siento orgulloso de cerrar el Gobierno por seguridad en la frontera porque la gente de este país no quiere delincuentes, hay drogas y gente con muchos problemas entrando en nuestro país, me colgaré la medalla de cerrarlo [el Gobierno]”, espetó.

Todo ocurrió durante lo que la jerga periodística suele llamar el “mudo” previo a la reunión entre Trump y el vicepresidente, Mike Pence, por una parte; y los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, respectivamente, por otro. Se trata de esos momentos en los que los reporteros gráficos suelen tomar imágenes de los protagonistas, que se saludan y charlan de asuntos intrascendentes, o como máximo pronuncian una declaración institucional, pero que Trump ha transformado porque con frecuencia responde a las preguntas que le lanzan los periodistas (y puede acabar ofreciendo ruedas de prensa improvisadas). Esta vez, el asunto fue más allá y el debate previsto a puerta cerrada acabó desarrollándose en público, durante una discusión de 15 minutos.

La cita estaba convocada para negociar la financiación de la Administración y evitar un cierre por falta de recursos, ya que el plazo para que se acaben los fondos aprobados finaliza el viernes de la semana que viene. Pelosi trataba de frenar el cruce de reproches, pidiendo “no tener la conversación ante la prensa”, y Trump la retaba: “No es malo Nancy, es transparencia”.

El republicano, dirigiéndose a sus rivales políticos siempre por el nombre de pila -”Nancy”, “Chuck”- empezó a incomodarse cuando Pelosi le achacó un posible cierre del Gobierno: “Los estadounidenses saben que debemos mantener el Gobierno abierto, que un cierre no vale la pena por nada y no deberíamos tener un Cierre de Trump”. “¿Un qué?”, interrumpió el aludido. Y comenzó el fuego cruzado.

Trump quiere utilizar estas conversaciones sobre la financiación para lograr que los legisladores den luz verde a un presupuesto para construir el muro en la frontera de México, promesa estelar de su campaña electoral. El mandatario asegura que el país vecino pagará la obra a posteriori, aunque primero deberán sufragarla los contribuyentes estadounidenses. Si bien el coste total del proyecto supera los 20.000 millones, el presidente reclama de momento una partida de 5.000 millones para empezar a construir (la frontera ya cuenta con algunos tramos de muro construidos por anteriores Administraciones, pero el republicano quiere cubrir todo el territorio).

Schumer atizó al presidente al recordarle los “Pinochos”, una especie de sistema de puntuación que The Washington Post creó esta semana para medir las mayores mentiras o inexactitudes de Trump, y en el que el muro ocupa un destacado lugar por las veces que ha dicho que se ha empezado ya a construir y que México pagará por la obra. El demócrata también le acusó de haber amenazado 20 veces con cerrar el Gobierno por esta polémica. Es entonces cuando Trump tomó el guante y repitió la amenaza. Al acabar la reunión (celebrada a puerta cerrada), la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, emitió un comunicado diciendo que había resultado un “diálogo constructivo”.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

3397048
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
5212
8529
13741
3330042
139406
201894
3397048

Tu IP 34.203.213.116
2019-01-21 17:47


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.