universal encabezado 2

“Sería ridículo dar un permiso temporal a los ‘dreamers’ a cambio de que deporten a sus padres”

1516143807 788714 1516143947 noticia normal recorte1

Kevin de León, en su despacho durante una entrevista con EL PAÍS en 2016. APU GOMES

El presidente del Senado de California, Kevin de León, reclama un acuerdo que proteja a los jóvenes inmigrantes crecidos en EE UU

AMANDA MARS

Washington/ Esta es la semana clave para el futuro de los dreamers, los jóvenes que llegaron a EE UU de forma irregular siendo niños y que han estudiado y crecido en este país como cualquier otro ciudadano. Donald Trump exige a los legisladores demócratas un acuerdo para la construcción del polémico muro en el límite con México, más recursos en el control de fronteras y mano dura contra la inmigración sin papeles a cambio de evitar su deportación. La condición suena absurda para el presidente del Senado de California, Kevin de León. "Sería ridículo entregar un permiso temporal a esos jóvenes a cambio de que deporten a sus padres, esa es una tregua que no se debe permitir", dijo a EL PAÍS este martes, tras su encuentro en Washington con una agrupación de jóvenes dreamers.

Demócratas y republicanos negocian esta semana un acuerdo para ampliar la financiación de la Administración y evitar el cierre gubernamental o shutdown antes del viernes por la noche, cuando se acaban los fondos. Pero los progresistas presionan pidiendo una solución para los dreamers, un colectivo de casi 700.000 jóvenes que quedaron en el limbo cuando Trump decidió poner fin al programa DACA (Acción Diferida para Llegadas Infantiles, en sus siglas en inglés) de Barack Obama, por el cual obtenían una cobertura legal, a renovar cada dos años.

"Que quede claro, los republicanos controlan todos los niveles de Gobierno, el legislativo, el ejecutivo y el judicial. Estamos hartos y cansados de estas manipulaciones y juegos políticos, no jueguen con la vida de estos jóvenes, los dreamers no son una moneda de cambio. La responsabilidad de que el Gobierno no cierre cae sobre los hombros de los republicanos", recalca de León.

Nacido en San Diego e hijo de una inmigrante guatemalteca, que salió adelante como limpiadora en Estados Unidos, el líder del Senado de la progresista California ha hecho de la defensa de los inmigrantes el sello de su carrera política. Ahora pugna por convertirse en el candidato demócrata del estado al Senado de EE UU en Washington. Se ve con opciones de cara a las legislativas de noviembre. A su juicio, "2018 puede ser una ola de victoria para los demócratas. Los republicanos siguen con un retórica repugnante, vil, ultraderechista y la mayor parte de americanos teme los perjuicios que pueda causar el hombre que ocupa de la Casa Blanca".

Cuando se le pregunta sobre la política que el Partido Demócrata debe adoptar respecto a la inmigración irregular, De León marca una frontera entre los sin papeles que ya se encuentran en EE UU y la posible entrada de nuevos extranjeros de forma irregular. "Con los 11 millones de indocumentados que están en el país hay que abrir un camino hacia la residencia temporal y después un sendero que les lleve a la ciudadanía", afirma, si bien, "controlar la inmigración irregular hacia EE UU procedente de cualquier país, puede ser de España o África, China o Corea, es un derecho. Todo país tiene derecho jurídico a controlar esas fronteras". "Pero hay pensar en que hay 11 millones de personas de gente trabajadora que paga impuestos", insiste.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

2527439
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
616
3941
35519
2460619
87508
127187
2527439

Tu IP 54.224.11.137
2018-08-19 05:19


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.