universal encabezado 2

AHORA

Jeter no estaría en contra de que los Marlins se arrodillaran en protesta durante el Himno

javier

POR JORGE EBRO

Al igual que Michael Jordan, raramente Derek Jeter descorrió el velo de sus pensamientos sociales y políticos durante su carrera profesional, pero como propietario parece que la historia será diferente, al menos en el farragoso tema del saludo a la bandera y el Himno Nacional.

En un encuentro con la prensa para celebrar el 21 aniversario de su Turn 2 Foundation en Nueva York, Jeter indicó que no tendría absolutamente ningún problema con que sus jugadores se arrodillaran en señal de protesta por las injusticias raciales y la brutalidad policial.

"Lo que me frustra es la retórica en torno al tema'', comentó Jeter. "La gente pierde de vista por qué se están arrodillando. Se enfocan más en el hecho de arrodillarse en vez de pensar por qué se están arrodillando. Las protestas pacíficas están bien. Uno tiene el derecho de expresar su opinión. Mientras sea pacífica, todo el mundo debiera estar de acuerdo con eso''.

Pero lo habría hecho Jeter en sus buenos tiempos con los Yankees

 

Fuente: El Herald

0
0
0
s2smodern

El vicepresidente Mike Pence se va de un estadio indignado por una protesta racial

1507488847 986557 1507489092 noticia normal recorte1

Pence y su esposa en el estadio de los Colts antes de irse AP

Jugadores de los 49's hincaron la rodilla al sonar el himno, una señal de denuncia de la persistente discriminación de los afroamericanos en EE UU

PABLO DE LLANO

Miami/ Este domingo sonó el himno y varios jugadores de los San Francisco 49's echaron rodilla al suelo, el gesto que está ganando visibilidad entre los deportistas afroamericanos de fútbol americano para denunciar las injusticias raciales en Estados Unidos. En el palco estaba el vicepresidente Mike Pence, que no lo soportó y abandonó indigando con su esposa el estadio de sus queridos Colts de Indianápolis (Indiana, donde fue gobernador por el Partido Republicano).

Pence, un político de pensamiento ultraconservador, escribió en Twitter después: "Hoy me fui del partido de los Colts porque @POTUS [Trump] y yo no vamos a dignificar ningún evento en el que se falte al respeto a nuestros soldados, a nuestra bandera o a nuestro himno nacional". El presidente Donald Trump lo respaldó de inmediato con otro mensaje en esta red social: "Yo le pedí a Pence que se fuera del estadio si algún jugador se arrodillaba y le faltaba al respeto a nuestro país. Estoy orgulloso de él y de la Segunda Dama Karen [Sue Pence]".

El gesto de arrodillarse en silencio mientras suena el Star-Spangled Banner (La Bandera de las Estrellas), el himno de EE UU, lo activó el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, exlanzador de los 49's ahora en paro y sin equipo que lo contrate –según sus partidarios como castigo por su activismo, según otras voces por su bajo rendimiento la temporada pasada–. El expresidente Barack Obama, primer mandatario afroamericano de EE UU, reconoció "su derecho constitucional a protestar" y afirmó que el trasunto de la protesta era "algo real, un problema legítimo que merece ser hablado".

1507488847 986557 1507490295 sumario normal recorte1

Jugadores de los Detroit Lions hincados durante el himno el 24 de septiembre. AP

Por contra, recientemente Trump entró al trapo de esta polémica como suele: sin medida. Mandando a paseo la mesura que se espera de un presidente llamó "hijos de puta" a los jugadores que realizan este tipo de protesta –"Esto no tiene nada que ver con la raza. Esto sólo es cuestión de respeto por nuestro país y nuestra bandera", se explicó– y alentó a boicotear la NFL (la liga de fútbol americano, el deporte rey de EE UU) si no prohibía terminantemente a los jugadores hacer el gesto de hincarse.

En sus mensajes de Twitter el vicepresidente Pence ha argumentado: "Si bien todo el mundo tiene derecho a tener sus propias opiniones, no creo que sea demasiado pedir que los jufadores de la NFL respeten la bandera y nuestro himno nacional". "Yo estoy con el presidente Trump, estoy con nuestros soldados y siempre estaré con nuestra bandera y nuestro himno".

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

Liga de fútbol americano responde unida a la llamada de Trump al boicot

1506265852 289653 1506278681 noticia fotograma

Los jugadores de los Ravens se arrodillan ante el himno este domingo. MATT DUNHAM AP

Los deportistas y sus clubes se alzan en contra de las duras críticas del presidente

NICOLÁS ALONSO

Washington/ Donald Trump despertó este domingo a Washington. Antes de que amaneciera, a las 6:44 de la mañana, por la cabeza del presidente volvía a pasar la polémica que él mismo propició el día anterior al atacar a dos deportistas. Como es habitual, Trump tradujo sus pensamientos en tuits y en cuestión de minutos agitó por de nuevo al mundo deportivo al pedir un boicot a la NFL, la liga de fútbol americano, para que los dueños de los equipos despidan a los jugadores que se arrodillan cuando suena el himno, previo al partido. Su desafío se estrelló contra la unidad de los equipos y los jugadores.

“Si los seguidores de la NFL rechazan asistir a los partidos hasta que los jugadores dejen de faltar al respeto a nuestra bandera y nuestro país, veréis un cambio rápido. Despidan o suspéndanles”, atacó Trump. Media hora después, el presidente retomó el asunto: “...la asistencia a la NFL y sus ratings están MUY BAJOS. Partidos aburridos sí, pero también muchos no van porque aman nuestro país”. El republicano no señaló ningún tipo de evidencia para sostener su afirmación.

El entrenador de los Baltimore Ravens, John Harbaugh, y sus jugadores se tomaron las manos en señal de protesta antes de su partido este domingo. El dueño de los Jaguars bajó al césped para escuchar el himno con sus jugadores. Muchos de los atletas se arrodillaron. Según CNN, la NFL publicará un anuncio durante los partidos de la jornada de hoy para "demostrar el poder del fútbol americano para unir a la gente".

La polémica comenzó el viernes durante un discurso cuando el propio Trump llamó “hijo de puta” a Colin Kaepernick, un jugador afroamericano de la NFL que hace un año comenzó a arrodillarse cuando sonaba el himno en los partidos en señal de protesta por la violencia policial contra negros en EE UU. Muchos otros jugadores siguieron su ejemplo y el gesto dividió al país entre quienes consideraban que era una falta de respeto al sentido patriótico y quienes opinaban que era otra muestra más de la sacrosanta libertad de expresión estadounidense. El insulto de Trump, que vino seguido de otro ataque a Stephen Curry, la estrella de la NBA, provocó una cascada de reacciones entre dueños y miembros de la NFL.

Los dueños de algunos equipos y otros jugadores también salieron en contra de Trump. En las sedes de los New York Giants o los New England Patriots, dos de los equipos más importantes, sus responsables tacharon de “inapropiados, ofensivos y decepcionantes” sus comentarios. Robert Kraft, el director ejecutivo de los Patriots, fue de los más tajantes a pesar de que donó un millón de dólares a la campaña de Trump cuando era candidato. "Me siento orgulloso de estar asociado a tantos jugadores que hacen contribuciones tremendas y positivas para nuestras comunidades. No hay nada más unificador que el deporte y nada tan divisivo como la política. Nuestros líderes podrían aprender mucho de la importancia del trabajo en equipo hacia un objetivo común", afirmó en un comunicado este domingo.

 “Conozco a los jugadores que se arrodillaron durante el himno y son jóvenes listos y con personalidad que quieren mejorar nuestro mundo para todos”, afirmó el dueño de los Miami Dolphins.

El sábado, Roger Goodell, el presidente de la NFL, también criticó al presidente de “divisivo” y dijo que sus comentarios suponían una falta de respeto hacia los jugadores. “Nuestros jugadores y nuestra liga es mejor cuando creamos un sentimiento de unidad en nuestro país y nuestra cultura”, afirmó. Pero Trump, que le respondió con un tuit el sábado por la noche, rechazó el comunicado de Goodell como “un intento de justificar la falta de respeto total a nuestro país”.

UN ANUNCIO PARA UN PAÍS DIVIDIDO

La NFL decidió este domingo que retransmitirá un anuncio televisivo durante los partidos de esta jornada, que suelen ser de los espectáculos más vistos. Fue originalmente producido para la ocasión de la Super Bowl, la final de la liga, pero será mostrado ahora ante los insultos y las críticas de Trump. Apelando a la unidad del país, el cortometraje es un reflejo de la división social que ha generado el ascenso del republicano.

"Dentro de estas líneas, podemos tener nuestras diferencias pero reconocemos que hay más que nos une. Dentro de estas líneas, podemos sacar lo mejor de nosotros mismos. Y vivir, unidos, dentro de estas líneas", reza el vídeo, de menos de un minuto, que acaba con un dibujo del mapa estadounidense sobre un campo de fútbol.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

Trump se enzarza con una estrella de la NBA y le quita la invitación a la Casa Blanca

1506188889 071313 1506191867 noticia normal recorte1 2

El jugador de la NBA Stephen Curry durante una rueda de prensa en Oakland. KYLE TERADA USA TODAY SPORTS

El presidente se enfrenta a Curry, de los Warriors, horas después de insultar en un mitin a un jugador de fútbol americano

NICOLÁS ALONSO

Washington/ Donald Trump ha encontrado una nueva diana: los deportistas. El presidente de Estados Unidos se acostó este viernes llamando “hijo de puta” a un jugador de fútbol americano, que ha protagonizado durante meses una protesta pacífica en el campo contra la brutalidad policial, y se despertó el sábado retirando la invitación a la Casa Blanca a Stephen Curry, el jugador estrella de los Golden State Warriors y bicampeón de la NBA, la liga de baloncesto.

“Acudir a la Casa Blanca se considera un gran honor para un equipo campeón. Stephen Curry está dudando, así que le retiro la invitación”, tuiteó el presidente a primera hora en Washington. La tradición estipula que el presidente recibe en la Casa Blanca a los equipos ganadores de cada competición deportiva en señal de reconocimiento. El viernes, Curry, estrella de los Warriors que ganaron el título el pasado julio, dijo que él votaría en contra de que su equipo acudiera a la conmemoración en Washington. Grandes estrellas de la NBA salieron en defensa de Curry. El rey, LeBron James, escribió en Twitter un mensaje al presidente: “Ir a la Casa Blanca era un honor hasta que tú llegaste”.

En un comunicado en la tarde del sábado, los Warriors aceptaron la retirada de la oferta de Trump, pero expresaron que mantendrán su visita a Washington y la tomarán como una celebración de "la igualdad, la diversidad y la inclusión". "No hay nada más americano que el derecho de expresarse libremente en asuntos importantes. Estamos decepcionados por no tener la oportunidad durante este proceso de compartir opiniones o tener un diálogo abierto", sentenció el texto, en referencia a la crítica de Trump a las protestas de algunos deportistas.

El viernes, durante un discurso en Alabama, adonde viajó para apoyar la candidatura de un senador republicano, Trump aligeró las tensiones de una semana cargada de diplomacia y protocolo, algo todavía difícil para su carácter impulsivo. Este mismo sábado la tensión con Corea del Norte continuaba en aumento: bombarderos estadounidenses rozaron los límites con el país más hermético del mundo. En un estadio, rodeado de sus seguidores más leales, Trump se relajó por fases. Primero criticó a Hillary Clinton, después a la prensa. Y hacia el final del discurso, reveló su nuevo filón al insultar a Colin Kaepernick, exjugador afroamericano de los 49ers, el equipo de fútbol americano de San Francisco (California) en la NFL, la liga nacional.

“¿No os gustaría que alguno de estos dueños de los equipos de NFL, cuando ven que alguno de estos jugadores falta al respeto a nuestra bandera, dijera: ‘Que saquen a ese hijo de puta del terreno de juego ahora. Está despedido?’”, cuestionó el presidente de Estados Unidos ante la euforia de muchos. Trump se refería a la protesta pacífica que Kaepernick comenzó el año pasado cuando antes de cada partido, al sonar el himno, se arrodillaba sobre el césped. Según explicó durante semanas, su gesto era un reclamo en contra de la violencia policial contra afroamericanos que todavía existe en EE UU. Numerosos deportistas de la NFL y otras ligas siguieron el ejemplo de Kaepernick.

En su momento, el entonces presidente Barack Obama defendió el derecho del jugador a la libertad de expresión, pero muchos políticos conservadores consideraron que su acción era ofensiva hacia la bandera y el himno estadounidenses. “Algún dueño lo despedirá”, prosiguió Trump, “y será el más famoso durante semanas cuando lo haga. Lo mejor que podéis hacer hasta entonces es abandonar el estadio cuando veáis esas protestas”.

Las críticas de Trump fueron dirigidas a dos jugadores afroamericanos. Y llegan una semana después de que la Casa Blanca pidiera la destitución de una periodista, también afroamericana, del principal canal deportivo estadounidense por llamar al presidente un “supremacista blanco”.

Trump concluyó así otra semana en la que las amenazas y críticas abiertas también fueron para otros presidentes. En la ONU, donde el presidente participó por primera vez en una Asamblea General, el republicano afirmó que destruiría totalmente Corea del Norte si no hay un cambio en su tendencia a continuar con pruebas de misiles nucleares. También cargó contra los líderes de Irán y Venezuela, a quienes amenazó con más sanciones.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

Canelo Álvarez: “Gané la pelea, me siento frustrado”

ggg canelo

Canelo Álvarez y GGG en la pelea de anoche. EFE

El mexicano quiere revancha

LAS VEGAS — El púgil mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, que la  noche del sabado hizo combate nulo con el campeón invicto kazako Gennady Golovkin, en pelea pactada a 12 asaltos, dijo sentirse “frustrado” por el veredicto.

“No estoy de acuerdo para nada con el veredicto”, declaró Álvarez al concluir la pelea. “Fue superior, pienso que la gane porque me mostré superior en el cuadrilátero”.

Álvarez, de 27 años, que cosechó su segundo combate nulo como profesional (49-1-2, 34 nocáuts), mostró el mismo sentir que la jueza Adelaide Byrd, la peor que hay en el mundo del boxeo y de las artes marciales mixtas, que lo vio ganador en 10 de los 12 asaltos para darle una puntuación de 118-110.

Aunque fue un poco más comedido al decir que pensaba había ganado entre siete y ocho asaltos.

“Siempre contrarresté los golpes que colocaba Golovkin y por dos veces lo vi tocado”, comentó Álvarez, aspecto que él solo observó sobre el cuadrilátero. “Hice una gran pelea que mereció el triunfo”.

Sin embargo, la puntuación de los jueces, pero en especial la de Byrd confirmaron los temores de los críticos del siempre “oscuro” mundo del deporte del boxeo que habían anticipado dos cosas sobre la pelea.

Primero, que ambas partes ya tenían pactada de antemano una segunda pelea, y lo único que faltaba por conocer era el camino que habían elegido para llevar adelante sus planes.

Los que conocen el mundo de Las Vegas, donde se permite la vergüenza del llamado “combate” de boxeo entre Floyd Mayweather junior y Conor McGregor, adelantaban que lo ideal para que la imagen del deporte se recuperase sería que Golovkin consiguiese un nocáut.

Pero también adelantaban que la revancha podría llegar por el camino de una decisión polémica de los jueces después de 12 asaltos y eso ha sido lo que lamentablemente ha sucedido.

De hecho, Álvarez habló también de la posibilidad de la revancha y aunque intentó ser diplomático, como que era ajeno a tal realidad, su lenguaje corporal y expresivo lo delató.

“Creo que serán los aficionados los que deben decidir sobre el asunto de la revancha”, comentó Álvarez, el mismo que desde hace más de dos años les ha negado a esos aficionados el deseo que se hubiese enfrentado antes a Golovkin.

Sin ningún argumento válido que exponer, dado que las peleas las deciden siempre los promotores y la de la revancha ya está pactada aunque no se sepa la fecha en el 2018, Álvarez pasó de nuevo a expresar su “frustración”.

“Lo único que quiero dejar muy claro es que me siento frustrado por el veredicto de combate nulo que se ha dado esta noche”, agregó Álvarez.

Pero lamentablemente no tan grande como la que se vivieron los 22.358 espectadores que llenaron las gradas del T-Mobile Arena cuando escucharon un veredicto que ya pasado a la historia como otro de los grandes “fiascos” y “escándalos” en el mundo del boxeo

 

Fuente: El Diario

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

1659744
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
1943
1689
9876
1622019
71182
134222
1659744

Tu IP 54.221.29.4
2018-01-17 06:21


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.