universal encabezado 2

'Just do it': la sorprendente y morbosa historia del origen del eslogan de Nike

DmMVEk3WsAACHq1

Detrás de estas tres inocentes palabras se esconde la última declaración que pronunció un peligroso asesino estadounidense antes de ser fusilado

ADRIÁN LÓPEZ

Frases, canciones, melodías que se te quedan fácilmente en la cabeza... los publicistas buscan inspiración en cualquier sitio para encontrar la mejor forma de que recuerdes determinadas marcas o ideas. Dejar grabado un mensaje clave en tu cabeza, aunque hayas olvidado el resto del anuncio, es el objetivo principal.

Es sin duda uno de los eslóganes más conocidos del marketing deportivo y su origen es bastante macabro. Ahora, cuando Nike cumple 30 años que la polémica le salpica de nuevo. Su famoso 'Just do it' viene acompañado de un poderoso mensaje: "Cree en algo. Incluso si eso significa sacrificarlo todo".

Así empezó todo

Con una camiseta básica y una bolsa sobre la cabeza, Gary Gilmore estaba atado a una silla, esperando que un pelotón de fusilamiento lo ejecutara en la Prisión Estatal de Utah. Era la mañana del 17 de enero de 1977, y estaba condenado por el asesinato de un empleado de una gasolinera y gerente de un motel de esa localidad el año anterior.

Se convertiría en la primera persona en los Estados Unidos en ser ejecutada en casi una década (tiene hasta una canción escrita por 'The Adverts'). El autor Norman Mailer escribió en su novela ganadora del Premio Pulitzer en 1979, 'La canción del verdugo' que poco antes de cumplir su condena le preguntaron si tenía alguna última palabra: "Let's do it (Hazlo)". Ni se inmutó cuando fue ejecutado, revelaba 'The Washignton Post'.

El tiempo borra la memoria

La mayoría ha olvidado la historia de Gilmore, pero sus últimas palabras viven de una manera que nadie hubiera imaginado. En 1988, Dan Wieden, un ejecutivo publicitario que cofundó la agencia Wieden + Kennedy en Portland, Oregón, le dio una especie de tono morboso a Nike. Mucho antes de que se convirtiera en una marca deportiva y de moda dominante, la empresa pasaba dificultades en 1987 y luchaba sin poder seguir el ritmo a Reebok.

Wieden dijo en el documental de 2009 'Art & Copy' que escuchó la frase y la usó como inspiración para el lanzamiento de aquella campaña: 'Just do it'. "Ciertamente, no se trataba de que Dan estuviera inspirado por Gary, sino más bien de la declaración final de intenciones. Tenía que ser personal", explicaba Liz Dolan, ex directora de marketing de la marca a 'TWP'.

Todo el mundo odiaba la idea al principio, pero Wieden fue directamente a hablar con Phil Knight (el cofundador de Nike) que también se opuso a ese planteamiento: "No necesitamos esta mierda", dijo mientras rechazaba la propuesta. "Solo confía en mí", respondió. Así que lo hicieron y todo fue muy rápido.

Así fue como las últimas palabras de un asesino se convirtieron en uno de los mejores eslóganes del siglo XX. Además, gracias a esa campaña, Nike consiguió superar en ventas a su constante rival consiguiendo convertirse en un gigante multimillonario. La famosa frase apareció, en 1988, al final de un anuncio en el que aparece un corredor de ochenta años, y triunfó de tal manera que perdura en la memoria global y que la convirtió en un eslogan casi intercambiable con la firma.

Giro inesperado

El lunes de la semana pasada, el eslogan tomó una giro inesperado. Se anunció que Colin Kaepernick, el quarterback que se arrodilló durante el himno nacional en protesta por el tiroteo policial de hombres negros desarmados, será el rostro de la campaña del 30 aniversario. Su gesto lo convirtió en la cara del movimiento "Black lives matter" (las vidas negras importan) y se quedó sin trabajo el año pasado a pesar de haber liderado el ranking de punto de la temporada anterior.

La mayoría ha olvidado la historia de Gilmore, pero sus últimas palabras viven de una manera que nadie hubiera imaginado

Nike, dos años después, ha apostado por dicho jugador y la consecuencia más a corto plazo ha sido una caída de un 3% en bolsa. El hashtag #NikeBoycott fue 'trending topic' el pasado martes en Estados Unidos con más de 30.000 personas tuiteando sobre el tema. Pero que la marca cuente con él no es casualidad: su camiseta fue la más vendida en 2017, ya que los aficionados la compraron como un símbolo contra el poder.

Desde entonces, muchos compañeros se han unido a Kaepernick en su acto de protesta, poniendo una rodilla en el suelo cuando se iba a interpretar el himno nacional de Estados Unidos. Gino Fisanotti, vicepresidente de Nike, asegura al canal 'ESPN' que “Colin es uno de los deportistas más inspiradores de su generación y ha aprovechado el poder del deporte para ayudar a que el mundo siga hacia delante”. "Cree en algo. Incluso si eso significa sacrificarlo todo", todo lo que ha hecho el jugador.

 

Fuente: Cultural

0
0
0
s2smodern

Trump ataca a los jugadores de la NFL porque vuelven a protestar durante el himno nacional

1533926151 369502 1533926472 noticia normal recorte1

El defensa del Miami Dolphins, Robert Quinn, levanta el puño durante el himno. AP

El presidente pide dejar sin sueldo a los deportistas que claman contra el racismo antes de los partidos

ANTONIA LABORDE

Washington/ Mientras los jugadores de fútbol americano de la National Football League (NFL) hinquen la rodilla, Donald Trump no va a dar su brazo a torcer. El mandatario no soporta el gesto que realizan los jugadores durante el himno en señal de protesta por la violencia policial contra los negros y otras minorías en Estados Unidos. Desde septiembre de 2017, al año de que empezara esta práctica simbólica, Trump ha tildado de “hijos de puta” a quienes la han adoptado, ha llamado a boicotear la competición, ha presionado para que suspendan a los rebeldes y este viernes, por segunda vez, ha pedido que se los multe sin sueldo. La nueva ronda de ataques llegó un día después de que al menos cinco jugadores afroamericanos se arrodillaron o se quedaron en el vestuario durante la canción nacional en los partidos de pretemporada de la NFL.

"Los jugadores de la NFL están de nuevo en ello, arrodillándose cuando deberían estar de pie orgullosos ante el himno nacional. Numerosos jugadores, de diferentes equipos, quisieron mostrar su 'indignación' por algo que la mayoría de ellos son incapaces de definir. Ellos están ganando una fortuna haciendo lo que aman", escribió Trump en su cuenta personal de Twitter. Parecía más calmado de lo normal respecto a un tema que se sabe le indigna. Pero vino el segundo tuit para despejar las dudas de si se había ablandado. "¡Sé feliz, sé bueno! Un partido de fútbol, por el que los aficionados están pagando mucho dinero por ver y disfrutar, no es un lugar para protestar. La mayoría de ese dinero va para los jugadores. Busca otra forma de protestar. ¡Mantente orgullosamente en pie por tu himno nacional o sé suspendido sin paga!".

Después de que el jueves dos jugadores de los Miami Dolphins se arrodillaran y otro del mismo equipo levantara el puño, la NFL emitió un comunicado: "El himno se seguirá reproduciendo antes de cada partido, y se espera que todos los jugadores se pongan de pie durante la presentación de la bandera y la ejecución del himno. Los que no deseen hacerlo pueden optar por permanecer en el vestuario", explicó el portavoz de la liga, Brian McCarthy.

En mayo, la liga de fútbol americano prohibió a los jugadores hincarse durante el himno, amenazando de que en caso de que ocurriese, los equipos serían multados. Dicha normativa permitía que si un jugador no quería escuchar de pie el cántico en señal de protesta, podía permanecer en el vestuario y entrar luego al terreno de juego. Así, nadie -especialmente Trump- se enteraría de su protesta contra el racismo. Pero a fines de julio la NFL congeló la orden y adelantó que se sentaría con el sindicato de jugadores a discutir la cuestión sin que por ahora se haya alcanzado un acuerdo. La reapertura del debate indignó al presidente. Y aunque no está dentro de sus obligaciones gubernamentales, propuso una solución: “La primera vez que se arrodillen, expulsados del partido. La segunda vez, fuera de la temporada y sin sueldo”.

Los conflictos entre el mandatario y los jugadores de la NFL han estado presentes desde que Trump llegó a la Casa Blanca. El gesto simbólico de no levantarse ante el himno lo inició en agosto de 2016 el afroamericano Colin Kaepernick, exjugador de los San Francisco 49ers, para denunciar la discriminación racial y las muertes de afroamericanos desarmados a manos de la policía. En partidos posteriores, el jugador se puso con una rodilla en el suelo, un gesto que proyectaba una imagen de respeto y a la vez de disidencia. Desde entonces otros han seguido su ejemplo y amenace cuanto amenace Trump o la NFL, no hay pistas de que vaya a acabar.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

El final de Messi

1533207185 808828 1533207754 noticia normal recorte1

Messi celebra un gol ante el Chelsea en el Camp Nou. ALBERT GEA REUTERS

Nos costará mucho evocar a Leo cuando ya no esté porque llevamos, sin saberlo, toda una vida recordándolo

RAFA CABELEIRA

El tiempo nunca espera y se avecina el decimoquinto curso liguero para Leo Messi, una cifra mágica y a la vez turbadora porque encierra una terrible amenaza: el final se acerca, de nada sirve retrasar los relojes o esconder bajo llave los calendarios. Un rápido repaso a la plantilla actual nos confirma su condición de gran veterano, el último de aquel vestuario que un día lo vio aparecer con la sonrisa tímida y despojado de vicios, apenas algo más que un niño con ganas de jugar a la pelota en el campo grande del barrio. Alguno llegó incluso a entrenarlo y más de uno soñará con que su retirada se postergue lo suficiente para poder, al menos, intentarlo.

Todavía es pronto para llorar su pérdida, sin embargo. Conviene conservar la calma y celebrar que no se vislumbran en él las huellas habituales de la vejez deportiva más allá de la barba tupida, el abultado libro de familia y algún que otro retoque en los primeros tatuajes, consecuencias lógicas de cierto grado de madurez, pero lejos, todavía, de la temida podredumbre. El último Messi nos sigue pareciendo el mejor Messi, incluso después de una Copa del Mundo desangelada que ha permitido a sus detractores pecar con total arrogancia, como si a cada mal presagio no respondiera Leo con su particular versión del juicio final.

Ahí sigue la mirada de rondador nocturno, de felino aletargado pero dispuesto, una fiera que no soltará a su presa hasta depositarla, con mimo, en la oscuridad de alguna madriguera. Así queremos intuirlo, al menos, quienes nos hemos acostumbrado a tratarlo como a un dios, a reclamarle que sobrepase nuevamente los límites que lo identifican como tal. Su edad, el desgaste de tres lustros abanderando un club que se carcome solo, desde dentro, deberían pasarle factura de algún modo, pero la fe y la ansiedad nos empujan a reclamar un nuevo milagro, uno más a la espera de que llegue el próximo verano y nos abalancemos sobre él para suplicar el siguiente: antes llegará el fin de Messi que el de nuestras esperanzas en que no llegue nunca, supongo.

“Me acuerdo de ese niño de Afganistán que se había fabricado una camiseta de la selección argentina con una bolsa de plástico y pintado en la espalda un 10 y el nombre de Messi con bolígrafo”, se lastima Jordi Puntí en Todo Messi (Anagrama). Porque detrás de ese niño —del afgano pero también de Puntí— hay una legión de mocosos que ya se afeitan o han desechado varias docenas de sujetadores por el camino. Porque los niños y niñas que eran cuando Messi debutó en Montjuic, un 16 de octubre de 2004, son hoy adultos hechos y derechos, algunos hasta maltrechos, todos sentados en su localidad del estadio o frente a un televisor con la esperanza de que Leo los pasaporte a la infancia.

A la vuelta de la esquina se intuyen ya los editoriales y columnas de opinión recetando nostalgia como única terapia razonable frente a la pérdida. Quizás el tiempo que nos quede debería servirnos para descartar, también, esa posibilidad y reconocer lo evidente: que nos costará mucho evocar a Leo cuando ya no esté porque llevamos, sin saberlo, toda una vida recordándolo.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

La NFL congela su orden de sancionar a los jugadores que se arrodillen en señal de protesta durante el himno

1532044098 210462 1532048647 noticiarelacionadaprincipal normal recorte1

Jugadores de los Washington Redskins en 2017. AFP

Trump reacciona reclamando la suspensión sin sueldo de los que hagan el gesto

PABLO DE LLANO

Miami/ La liga nacional de fútbol americano ha paralizado su orden de mayo de prohibir a los jugadores arrodillarse durante el himno de EE UU. La NFL da un paso atrás y acepta dejar en suspenso la medida y sentarse a discutir la cuestión con el sindicato de jugadores, que reaccionó a la medida anunciando que la combatiría para defender el derecho a la libre expresión de los deportistas.

La novedad llegó ayer por la noche, horas después de que los Miami Dolphins cumpliesen con el requerimiento de la NFL de que los clubes adaptasen su código de conducta a la prohibición y definiesen sus propias sanciones a los jugadores que se arrodillen. Este gesto simbólico se volvió frecuente entre los jugadores afroamericanos desde que lo adoptase en 2016 Colin Kaepernick, exjugador de los San Francisco 49ers, para denunciar la discriminación racial.

Este viernes Donald Trump ha reaccionado indignado al cambio de talante de la NFL, reclamando como ya había hecho antes sanciones contra los jugadores que se arrodillen, incluido el despido. Escribió en Twitter: "El debate sobre el himno nacional en la NFL está vivo de nuevo. ¡No lo puedo creer! ¿No está en los contratos de los jugadores que deben estar de pie, atentos y con la mano en el corazón? El Comisionado [de la NFL], que gana 40 millones de dólares, debería posicionarse. La primera vez que se arrodillen, expulsados del partido. La segunda vez, fuera de la temporada y sin sueldo".

Los Dolphins, según revelóla agencia Associated Press, inclyeron el jueves ese gesto en su lista de conductas sancionables que van "en detrimento" del club "Los jugadores que estén el campo [mientras suena el himno] deben mantenerse en pie y mostrar respeto", se estipula en el código actualizado del equipo. Si no lo hacen podrían ser suspendidos sin sueldo durante cuatro partidos. La opción punitiva de los Dolphins es la primera que sale a la luz de los 32 equipos de la NFL. Tras la inmediata llamada al diálogo de la NFL, el equipo de Miami deberá esperar al resultado de las negociaciones para concluir si mantiene o suprime su castigo. Este viernes el propietario del club, el multimillonario Stephen Ross, hizo un comunicado en el que afirmó que sus planes de sanción solo obedecían las instrucciones de la NFL y celebró que la liga y los jugadores dialoguen.

En los Miami Dolphins tres jugadores se arrodillaron durante la mayor parte de la temporada pasada: Kenny Stills, Julius Thomas y Michael Thomas; el primero es el único que continúa en el club este año. Otros, solo hicieron el gesto en el partido posterior a que el presidente Trump se refiriese a los que se sumaban a ese acto simbólico como "hijos de puta". El presidente detesta el gesto y lo ha convertido en uno de sus sacos de golpes predilectos en sus mensajes de Twitter. Ha llegado a pedir a los clubes que despidan a los jugadores que lo hagan.

Stills, el jugador que sigue, dijo después de que se anunciase la prohibición general de la liga que vería lo que haría cuando llegase el momento, y dejó ver que su intención es no dar un paso atrás: "Creo que seguiré haciendo el trabajo que he venido haciendo por nuestra comunidad y que intentaré seguir siendo un líder y haciendo la cosas de la manera correcta para que haya cambios".

Los jugadores afroamericanos de la NFL han hecho del gesto iniciado por Kaepernick un icono de denuncia del racismo, una lacra estructural que pervive en Estados Unidos.

Sin ir más lejos, en Miami, este mismo jueves la noticia de la decisión disciplinaria de los Dolphins coincidió con la publicación de un informe de la Unión Americana de Libertades Civiles –ACLU, en sus siglas en inglés– y de la Universidad de Miami que demuestra con un amplio estudio estadístico el marcado sesgo racial del sistema de justicia en el condado de Miami-Dade. Los negros no-hispanos (17% de la población) tienen el doble de posibilidades de ser arrestados que los blancos, y los negros hispanos (2%) cuatro veces más.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

Premio de consolación para Bélgica

1531573346 027815 1531586122 noticia normal recorte1

Hazard marca el segundo gol de Bélgica ante Inglaterra. GIUSEPPE CACACE AFP

Los Diablos Rojos derrotan con autoridad a Inglaterra y consiguen el tercer puesto en Rusia, su mejor clasificación en un Mundial

JUAN I. IRIGOYEN

Moscú/ Solo Francia, en la batalla final por levantar este domingo la Copa del Mundo, privó a Bélgica del sueño de la gloria total en Rusia. Liderados por un Hazard excelso, los Diablos Rojos se pasearon por el Mundial a un ritmo arrollador, autoritarios en el grupo, rebeldes ante Japón en octavos, inmensos frente Brasil en cuartos y derrotados por la cabeza de Umtiti en la semifinal. Bélgica se sacó las ganas ante Inglaterra y se colgó la medalla de bronce para marcharse de Rusia con un saldo de seis victorias y una derrota, 16 goles a favor y cinco en contra. El camino de Inglaterra, en cambio, dejó más dudas. Los Pross regresan a Londres con tres victorias (Túnez y Panamá, en el grupo, y Suecia, en cuartos), un empate (frente a Colombia, en octavos) y tres derrotas (Bélgica en dos oportunidades y Croacia). Con esta generación inglesa, Gareth Southgate mira al futuro, también Roberto Martínez con la belga.

Aunque Southgate y Martínez acumulan prácticamente el mismo tiempo de trabajo en sus selecciones, Bélgica es un producto terminado, mientras que Inglaterra está a medio camino, un poco inocente, todavía indecisa. Tiene buenas intenciones la escuadra británica, se nota el trabajo del entrenador (sobre todo, en el balón parado: seis de sus 12 goles llegaron por la vía de la estrategia) y cuenta con una generación de jugadores con la que ilusionarse. El problema, para los Pross, es que la alegría que le quieren imprimir a su juego se deprime en una retórica vacía entre defensores y volantes. Incapaz de imponer su juego, la tenencia del cuero no le sirve ni para dominar el partido, mucho menos, por supuesto, para ganar.

Inglaterra se apoderó de la pelota, pero ni mosqueaba a Courtois. El equipo de Martínez lo esperaba manso. Manejan varios registros los belgas, cómodos con el balón, efectivos para soltar los contragolpes. Un arma que le enseñó, de entrada, a los Tres Leones. Courtois buscó la cabeza Chadli, que peinó el balón para Lukaku. El 9 disfrazado de enganche, volvió a buscar al lateral. Una jugada eléctrica que terminó en la bota (en la espinilla, en realidad) de Meunier, que liquidó a Pickford desde el área chica. No tardó ni cinco minutos Bélgica en enseñar quien tenía el verdadero poder en Sant Petersburgo.

Inglaterra no cambió de plan. Los Pross merodeaban el área de Courtois y en cuanto recuperaban el cuero los muchachos de Roberto Martínez salían escopeteados rumbo a Pickford, siempre conducidos por Hazard o De Bruyne, nunca bien rematado por Lukaku. Parece que siempre está a punto de pasar algo grande cuando la pelota llega a los pies del delantero del Manchester United. Sucedió, sin embargo, que pocas veces el punta terminó por concretar todo lo que insinuó. Hasta se marchó medio enojado, cuando a Roberto Martínez se le ocurrió dar por finalizada su participación en Rusia. Con Hazard pasó lo contrario, no hay diablo que se anime a quitar del campo al extremo que juega como los dioses. Tan inquieto como habilidoso, tan pasador como goleador, el jugador del Chelsea tiró a la lona cualquier sueño de prórroga de Inglaterra.

Cuando los Tres Leones, ya olvidados de la posesión insulsa, se animaron a atacar a su viejo estilo a Bélgica, es decir, a puro centro, apareció Hazard. De nuevo, Bélgica le buscó las costillas a una zaga inglesa, que reculó mal todo el partido. Demasiada ventaja cuando la jugada la administra De Bruyne y lo remata Hazard. El punta del Chelsea liquidó el duelo, para cosechar su mejor clasificación en un Mundial. Una buena noticia para el futuro.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

2683160
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
1423
1647
7446
2637973
81572
161657
2683160

Tu IP 54.166.203.17
2018-09-19 10:56


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.