universal encabezado 2

AHORA

‘Retablo’, la película en quechua que aborda la homofobia

1558114960 896293 1558115473 noticia normal recorte1

Los actores Amiel Cayo y Junior Béjar, junto a un retablo. PRODUCCIÓN

El drama del director Álvaro Delgado Aparicio llega a la cartelera tras cosechar una veintena de premios internacionales

JACQUELINE FOWKS

Lima/ El recorrido del largometraje Retablo para llegar al circuito comercial en Perú es similar al de otros dramas con trama compleja producidos en el país sudamericano. Al director Álvaro Delgado Aparicio le tomó nueve años terminar la película y un par más para la distribución masiva, que arrancó este jueves en Lima y otras tres grandes ciudades.

Este drama de ficción, rodado en quechua en la región andina de Ayacucho (en el sur de Perú), logró el Teddy Award en la Berlinale el año pasado -el galardón para la mejor película de temática LGTBI-, y ha sumado más de 20 distinciones internacionales desde su estreno en el Festival de Lima en agosto de 2017, donde el jurado la calificó como la mejor película peruana. Durante los dos años de presentación en certámenes, también ganó en la categoría de nuevos directores del Festival de Cine Latinoamericano de Vancouver en 2018.

La ópera prima de Delgado tiene tres hilos conductores: la homofobia, las dificultades de supervivencia en el mundo rural quechua-hablante y los conflictos de la adolescencia en una comunidad campesina, distintos a los de un chico urbano. Los protagonistas de Retablo son un maestro retablista, Noé; su hijo adolescente, Segundo, a quien le enseña dicho arte popular; y la esposa y madre Anatolia, encarnada por la actriz Magaly Solier. Ella fue quien planteó al director que la película fuera rodada en quechua.

Retablo cuenta el drama que se produce dentro de esta familia luego de que, por azar, Segundo descubra las preferencias homosexuales de su padre. Eso desata un conflicto que empeora cada día. Anatolia nota el agobio de su hijo, que se niega a volver al taller del padre, pero no sabe la razón.

El largometraje aborda el cuestionamiento de los adolescentes rurales sobre su vida, pues se sienten lejos de donde quisieran estar, de donde hay trabajo remunerado. "Vamos a salir de esta mierda", le dice Mardonio a su mejor amigo Segundo, en una de las escenas. La violencia física y verbal son recurrentes en el relato.

“Retablo es una ficción, habiendo dicho eso, la homofobia y la intolerancia existen, no solo en las comunidades altoandinas, sino también en las demás regiones del Perú”, ha comentado a EL PAÍS el director de la película, una coproducción entre Perú, Alemania y Noruega.

Delgado Aparicio tomó cursos de cine en Londres mientras estudiaba una maestría en psicología organizacional. Antes de Retablo rodó un par de cortos de ficción. Uno de ellos, El acompañante, fue presentado en Sundance en 2013 y quedó finalista entre los premios del jurado. A partir de allí, participó de un laboratorio de desarrollo en el Instituto Sundance, y para filmar la película tomó un año de licencia de su trabajo como jefe de innovación en el principal grupo económico de Perú.

El acompañante es el germen de su primer largo: Enid Campos fue la productora y Mario Bassino, el director de fotografía. Ambos mantienen los mismos roles en Retablo, y los retablos también son centrales en la trama. Estas artesanías de la región Ayacucho, en el sur de Perú, son unas cajas de madera que contienen personajes modelados con yeso, luego pintados, y colocados en tres niveles. Originalmente eran de corte religioso, luego se llenaron de escenas de la vida cotidiana, incluida la violencia que ocurrió en el país entre 1980 y 2000.

“Mi misión ha sido de acuerdo a la emoción, poner el mismo mensaje pero con otras palabras, el quechua tiene que ir y caminar impecablemente, abriendo puerta para el futuro del cine”, ha dicho la actriz en un vídeo de promoción del filme. Delgado Aparicio corrió el riesgo de filmar en una lengua que no conoce, pero que en Perú la hablan aproximadamente cuatro millones de personas.

Sobre la espera para entrar al circuito comercial, Delgado Aparicio refiere que estrenaron en Perú antes de empezar la ronda internacional.“Estrenamos mundialmente en la Berlinale en febrero de 2018 y de ahí recorrió varios certámenes. Gracias a la crítica y a los premios ganados en los festivales se generó un boca a boca positivo que nos ayudara a estrenar en Perú. Igual nos tomó tiempo conseguir el fondo de distribución del Ministerio de Cultura a fin de 2018 para entrar a salas comerciales, gracias a él podemos estrenar finalmente en nuestro país”, precisa el cineasta.

El elenco

Solier, cantante y una de las artistas de cine peruanas más requeridas en el extranjero, ganó hace diez años un Oso de Oro en Berlín con La teta asustada, dirigida por Claudia Llosa. El adolescente que encarna a Segundo es Junior Béjar, un actor no profesional seleccionado entre 600 postulantes, y el maestro retablista es Amiel Cayo, un actor profesional y artista plástico.

En el equipo técnico de Retablo sobresalen como co-guionista Héctor Gálvez, cineasta con amplia experiencia como documentalista en Ayacucho, y director del filme NN; y el compositor musical británico Harry Escott.

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

5943194
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
910
12659
62357
5799324
228413
344419
5943194

Tu IP 18.206.16.123
2019-09-20 01:52


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.