universal encabezado 2

La Academia anuncia un nuevo Oscar a la película más popular

1533753417 724518 1533754898 noticia normal recorte1 1

Estatuas de los Oscar como decorado de la edición de los premios de Hollywood de 2017. MIKE BLAKE REUTERS

Hollywood intenta con esta decisión reconquistar la audiencia perdida en la retransmisión de la de la ceremonia de los premios

ROCÍO AYUSO

Los Ángeles/ La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, que anualmente entrega los Oscar sigue en lucha por reconquistar la popularidad perdida. De ahí el anuncio de una nueva categoría que reconozca lo mejor entre las películas más populares. Un nuevo apartado que se sumará a las 24 categorías existentes. Por el momento, la Academia no ha aportado más detalles, ni qué películas podrán aspirar a este galardón ni quienes se encargarán de su nominación y posterior selección. Pero detrás de esta noticia está la necesidad que siente la Academia de incluir entre sus premios esas otras películas que, desde hace años, se quedan fuera. La necesidad, por ejemplo, de que este año Black Panther esté entre los filmes nominados.

Se trata de una decisión que ha creado polémica en el seno de la industria, pero se veía venir. La Academia quiere frenar el rápido declive de los galardones más populares del cine. O al menos, el declive de su retransmisión. Aunque el Oscar sigue siendo el estándar de calidad por el que se miden los logros en el cine, el público hace tiempo que dejó de interesarse por una ceremonia que no refleja sus gustos. Los años en los que los Oscar otorgaban su brillo a títulos taquilleros como Titanic (11 estatuillas en 1998), Gladiator (cinco premios en 2001) o El señor de los anillos: El retorno del rey (11 en 2004) quedaron atrás. En los últimos años, el Oscar a la mejor película ha ido a parar a títulos como Moonlight, Spotlight o La forma del agua, de las que nadie discute sus méritos pero han sido ignoradas por el gran público. Sin embargo, películas taquilleras como Guardianes de la Galaxia o Star Wars: El despertar de la fuerza pasaron sin pena ni gloria por los Oscar. Solo fueron recordadas a la hora de premiar sus logros técnicos, haciendo oídos sordos al gusto del público o incluso de la crítica.

La Academia intentó solucionar esta división entre los gustos de los académicos y los del público aumentando a un máximo de diez el número de nominados al galardón a mejor película. La decisión, tomada en 2009, fue la respuesta a la ausencia de El caballero oscuro. Una medida que abrió las puertas a la nominación (que no la victoria) de filmes populares como Avatar, Marte (The Martian), Origen o Mad Max: Furia en la carretera. Pero para la última edición, la suma de la taquilla de todas las nominadas apenas llegó a la recaudación de uno de los estrenos del año. Un reflejo, según la crítica, de que películas como Lady Bird o Call Me By Your Name son grandes filmes para disfrutar en los famosos screeners o vídeos que reciben los académicos en el confort de sus casas. Pero escasamente motivan a nadie a ir al cine.

“Hemos escuchado a aquellos que hablan de mejoras para mantener la relevancia de los Oscar y de nuestra academia en un mundo que está cambiando”, han dicho el presidente de la Academia, John Bailey, y el CEO, Dawn Hudson, en una carta conjunta dirigida a los miembros con el anuncio de la nueva categoría. En el mismo comunicado, la junta de gobernadores de la Academia subrayó que la ceremonia se mantendrá en tres horas, después de las críticas recibidas por la última edición, en la que el espectáculo se prolongó a cerca de cuatro. La 90ª edición de los Oscar fue la menos vista en la historia de esta retransmisión. La siguieron 26,5 millones de telespectadores, con una caída del 19% en su audiencia.

Límite de tiempo

Sin embargo, este límite de tiempo choca con la adición de una categoría. La Academia está explorando la entrega de estatuillas menos populares fuera de la retransmisión, durante los cortes publicitarios, ofreciendo esta información en la Red. Quiénes escogerán qué categorías se quedan fuera de la retransmisión es otro de los enigmas. Aunque la rama de actores es la más numerosa entre los cerca de 7.000 miembros de la Academia, los diferentes grupos están representados de manera equitativa en la junta de gobernadores. Y aquellos que pertenecen a las categorías técnicas suelen estar más involucrados con el día a día de la Academia que los actores, la cara más visible de la organización.

Con todo, las críticas no han tardado en escucharse. Como asegura el crítico Steve Pond, la Academia pone en peligro su credibilidad. "Asusta que por primera vez parece dispuesta a considerar la popularidad como un criterio de selección tras 90 años hablando de arte". Los miembros también se han dejado oír, algunos desde el anonimato, criticando este populismo que va en contra de todo lo que han defendido, preocupados con una buena retransmisión en lugar de defender la excelencia del cine. Y otros, como el director Jorge Gutiérrez, expresó su preocupación desde Facebook. "Me temo que los cortos de imagen real, documental y animación quedarán fuera de la ceremonia", se lamentó el realizador de El libro de la vida. "Personalmente, creo que necesitamos pensar en una ceremonia en streaming o no tenemos futuro".

 

Fuente: EP

0
0
0
s2smodern

facebook   twitter   instagram    googleplus  

2701292
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos Los dias
1638
4424
25578
2637973
99704
161657
2701292

Tu IP 54.92.190.11
2018-09-23 11:04


facebook   twitter   instagram   googleplus  



© 2015 Copyright Universal Prensa. All Rights reserved.